Viviendas Comunidades de vecinos

En toda comunidad de vecinos hay problemas a veces. Los problemas más frecuentes que se afrontan en una comunidad de propietarios se intentan resolver con la Ley de propiedad Horizontal modificada por la Ley 8/2013.

Comunidad de vecinos, los 5 problemas más frecuentes

Estos son:

Tratamiento de los Morosos.

Problema frecuente, porque se le deja crecer y se reacciona tarde ante la falta de pago. Los vecinos tienden a no enfrentarse al problema hasta que la deuda tiene un volumen que impide acometer  las reparaciones necesarias que necesita la finca.

Los problemas de tesorería, por la falta de pago es otro problema frecuente en las comunidades de vecinos.

Hay que intentar siempre el contacto directo y proponer un plan de pagos o una moratoria si el propietario se encuentra en dificultades.

La solución maravillosa está en la certificación de las deudas en una junta y la interposición de procedimientos monitorios para la reclamación del pago de dichas deudas. Lo más importante es poner en marcha soluciones cuanto antes.  No dejar que los problemas en la comunidad de vecinos crezcan.

 

Normas de convivencia.

La educación es otro problema frecuente cuando muchos compartimos un solo espacio. La utilización inadecuada de las zonas comunes para fines particulares o para usos distintos a los indicados en los estatutos.

Ejemplos como, hacer una fiesta de cumpleaños en la piscina con los invitados del  niño festejado, entra en conflicto con una tarde de relax del resto de los vecinos que quieren disfrutar de la piscina. En este caso, problema frecuente en comunidades de propietarios, se usa una zona común para fines particulares y además con un uso distinto a destinado. La zona no es un lugar de celebración de cumpleaños, sino de baño y piscina.

Accesibilidad.

Hasta hace 10 años, las fincas no se habían construido pensando en los incapacitados físicos o en las personas ancianas con deficiencias de movilidad. Por esto, otras leyes paralelas, como la Ley 15/1995, de 30 de mayo aparecen ayudando a la Ley de Propiedad Horizontal y hacen posible que se puedan poner accesos sin aprobación previa de la comunidad de propietarios. De todos modos un problema frecuente en la comunidad de propietarios es la de que, a pesar de tener la autorización, la entrada sea tan estrecha o especial que haga casi imposible su implantación.

 

 

Garaje.

La utilización de las plazas de garaje para usos alternativos como desahogo del trastero y que el garaje se convierta en un espacio lleno de objetos, armarios, garrafas de aceite, ruedas, cartones. El artículo 7 de la LPH regula la utilización de los espacios comunes y el uso de los elementos de la comunidad. Como hemos dicho anteriormente si esto se comunica cuando comienza, la solución es más eficaz y rápida.

El administrador.

Este profesional es la pieza clave del funcionamiento de la comunidad. La suerte de que sea una excelente herramienta es que pueda demostrar que está cualificado y eso comienza por estar colegiado en un Colegio Profesional donde se exigen una serie de conocimientos mínimos para el ejercicio de la profesión.

Pero esto no es suficiente. Además debe ser proactivo, trasparente en su gestión, comunicativo, eficiente, fácil de acceso por cualquier propietario, y con el conocimiento de las herramientas que la tecnología pone al alcance de las empresas modernas para que la comunicación fluya masivamente entre los propietarios cuya finca administra.

Existen más problemas frecuentes en la comunidad de vecinos. Si pero estos son el fundamentos de muchos otros.

Casi todos se arreglan afrontándolo en cuanto surgen. Dejarlos crecer es el abono que los hace complejos de resolver.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *